PLAN NACIONAL DE DESARROLLO Y LA RETENCIÓN DE APORTES A CONTRATISTAS

PLAN NACIONAL DE DESARROLLO Y LA RETENCIÓN DE APORTES A CONTRATISTAS

 

 

A finales del mes de mayo será sancionado por el Presidente de la República el Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022, documento que deroga de manera expresa el artículo 135 de la Ley 1753 de 2015. El artículo precitado establece la obligación para las empresas contratantes, sin discriminar si se encontraban estas en el sector público o en el sector privado, de realizar, de manera directa y sin interpuesta persona, la retención de la cotización de los contratistas. Al verse derogada la disposición podría aducirse que la obligación mencionada pierde su existencia, validez y eficacia y, por lo tanto, ya no sería necesario – desde la sanción presidencial del mencionado Plan – que las empresas contratantes realicen una retención de manera directa de los aportes de los contratistas.

 

¿Qué artículo del Plan Nacional de Desarrollo regula los aportes de los independientes al Sistema de Seguridad Social Integral?

El artículo 246 del Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022 dispone la forma en la cual, al derogar el artículo 135 de la Ley 1753 de 2015, se deben realizar los aportes de los independientes al Sistema de Seguridad Social Integral. De esta manera, el artículo precitado señala, literalmente, que “Los trabajadores independientes con ingresos netos iguales o superiores a 1 salario mínimo legal mensual vigente que celebren contratos de prestación de servicios personales, cotizarán mes vencido al Sistema de Seguridad Social Integral, sobre una base mínima del 40% del valor mensualizado del contrato, sin incluir el valor del Impuesto al Valor Agregado. Los independientes por cuenta propia y los trabajadores independientes con contratos diferentes a prestación de servicios con ingresos netos iguales o superiores al salario mínimo legal mensual vigente efectuarán su cotización mes vencido, sobre una base mínima de cotización del 40% del valor mensualizado de los ingresos, sin incluir el Iva”.

 

De lo anterior se concluye, que los trabajadores independientes que cumplan con el requisito de devengar un salario mínimo o más, deberán cotizar mes vencido al Sistema de Seguridad Social integral, eliminando la obligación contenida en el artículo derogado por medio de la cual los contratantes debían efectuar directamente la retención del aporte mencionado.

 

¿En qué se diferencia el artículo 246 del Plan Nacional de Desarrollo frente al artículo 135 de la Ley 1753 de 2015?

La diferencia es sustancial, toda vez que el artículo 135 de la Ley 1753 de 2015 disponía una obligación expresa, en cabeza de las empresas contratantes, indistintamente el sector en el cual operaran, de “efectuar directamente la retención de la cotización de los contratistas, a partir de la fecha y en la forma que para el efecto establezca el Gobierno Nacional.” Dicha disposición no se encuentra en el marco del artículo del Plan Nacional de Desarrollo citado, cobrando relevancia el tema porque el Plan deroga expresamente, entre otros, el artículo 135 de la Ley 1753 de 2015 desde la sanción presidencial que da vida jurídica al mismo. De esta forma, desde la manifestación expresa que da vida jurídica al proyecto de ley por medio del cual se adopta el Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022, la derogación expresa del artículo hace que la obligación en cabeza de los contratantes desaparezca.

 

¿A partir de qué momento se entiende que un proyecto de ley existe y es válido en el ordenamiento jurídico colombiano?

Dispone el artículo 165 de la Constitución Política de Colombia que “Aprobado un proyecto de ley por ambas cámaras, pasará al Gobierno para su sanción. Si éste no lo objetare, dispondrá que se promulgue como ley; si lo objetare, lo devolverá a la cámara en que tuvo origen.” (subrayado fuera del texto) Dicho lo anterior, se convierte en ley de la República un proyecto de ley en el momento en que el Presidente, como suprema autoridad administrativa, firma o sanciona el proyecto de ley tramitado previamente en la rama legislativa bajo los preceptos señalados en la Carta Política. Así, su vigencia iniciaría, entonces y conforme a la información suministrada en diferentes canales de comunicación “a finales de mayo” cuando el Presidente sancione el Plan.

 

¿Qué significa derogar una norma y cuáles son sus efectos jurídicos?

La derogación normativa es un precepto comúnmente utilizado por el legislador para dejar sin efecto una disposición existente, válida y eficaz en el marco del ordenamiento jurídico colombiano, que no se puede confundir con la declaratoria de inexequibilidad de la misma. En sentencia C – 901 de 2011, la Corte Constitucional aduce que la función de la derogación normativa es “dejar sin efecto el deber ser de otra norma, expulsándola del ordenamiento”.

Es decir, deja de existir en el marco del ordenamiento jurídico. Sin embargo, es importante señalar que la derogación implica, como la citada sentencia lo sustenta, la existencia de una norma posterior que sea fuente u óbice para justificar la mencionada figura. La facultad de derogar una norma radica, en el marco del principio democrático y de separación de poderes, en cabeza de la rama legislativa del Estado, bajo estrecha observancia de preceptos constitucionales y principios rectores del ordenamiento jurídico.

Para el tema que antecede, a saber, la retención de aportes a contratistas, la derogación expresa que realiza el artículo 349 del Plan Nacional de Desarrollo en donde expresamente se señala la derogación del artículo 135 de la Ley 1753 de 2015 – entre otras – sería, entonces, una razón suficiente para señalar que, desde que está entre en vigencia, la obligación contenida en el artículo 135 ibídem dejaría de tener existencia y validez en el ordenamiento jurídico colombiano.

 

¿Qué efecto jurídico tiene el artículo precitado del Plan Nacional de Desarrollo frente al Decreto 1273 de 2018?

El Decreto 1273 de 2018 reglamenta el pago y la retención de aportes al Sistema de Seguridad Social Integral y Parafiscales de los trabajadores independientes reglamentando, previa orden emitida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, el inciso 3 del artículo 135 de la ley 1753 de 2015 – derogada con el Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022 -.

En dicho sentido, el Decreto al cual se refiere la presente cuestión NO ha sido suprimido, modificado o eliminado – ni parcial ni totalmente – por lo cual, al ser un Acto Administrativo de carácter general y conforme al Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo – goza de una presunción de legalidad que no ha sido desvirtuada. De esta manera, y en virtud de que el Plan Nacional de Desarrollo no deroga lo establecido en el Decreto referido, entrarían al ordenamiento jurídico, una vez se sancione el Plan, las dos normas. Así, ambas disposiciones estarían produciendo plenos efectos en relación con los aportes al Sistema de Seguridad Social Integral y podrían ser aducidas por los contratantes.

 

¿Cuándo se puede realizar, en el marco de los aportes de los contratistas al Sistema de Seguridad Social Integral, la imputación de costos y deducciones?

Dispone el Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022, en su artículo 246, que se podrá realizar imputación de costos y deducciones en el marco de la pregunta señalada cuando “se cumplan los criterios determinados en el artículo 107 del Estatuto Tributario”. Así, el artículo 107 del Estatuto Tributario retrata los elementos para que sean deducibles las expensas durante el año o periodo gravable en actividades productoras de renta, a saber:

  1. Que haya relación de causalidad con las actividades productoras de renta.
  2. Que haya una necesidad y una proporcionalidad con cada una de sus actividades.

Así, cuando se cumplan esos dos requisitos se podrá, conforme a la disposición precitada, efectuar imputación de costos y deducciones en el marco de los aportes de los contratistas al Sistema de Seguridad Social Integral.

Esperamos que lo anterior sea de utilidad y en caso de requerir apoyo por parte de nuestra firma, por favor no duden en contactarnos.

 

CONTACTOS

Camilo Cuervo Díaz

Camilo Cuervo Díaz
Socio – Director
2102915
Contactar

 Diego Mauricio Acevedo Gámez
Diego Mauricio Acevedo Gámez
Asociado
2102915
Contactar
 Juan Pablo Romero Rios
Juan Pablo Romero Rios
Abogado Laboral
2102915
Contactar
Flora Emilia Feijoó
Flora Emilia Feijoó Morales
Abogada Laboral
2102915
Contactar
Juan Pablo Colom
Juan Pablo Colom Rodríguez 
Abogado Laboral
2102915
Contactar
 Samuel Gaitán Villazón
Samuel Gaitán Villazón
Abogado Laboral
2102915
Contactar
Ximena Riaño Carmona
Angie Ximena Riaño Carmona
Abogada Laboral
2102915
Contactar