Boletín Tributario No. 90

Boletín Tributario No. 90

Reforma tributaria permite reducción total de los gastos en la cedulas de rentas no laborales y de capital

 
La ley 1819 del año 2016 (Reforma Tributaria), estableció un sistema cedular para el cálculo del Impuesto sobre la Renta.

Este sistema, se dividen los ingresos dentro de cinco cedulas (rentas de trabajo, pensiones, capital, no laboral y las de dividendos y participaciones), dependiendo de la clasificación del ingreso percibió, existe un procedimiento independiente para la depuración del Impuesto sobre la Renta.

Respecto de las cedulas de la renta de capital y la renta de ingresos no laborales, la norma dispuso el siguiente procedimiento de depuración:
“Para efectos de establecer la renta líquida cedular, del total de los ingresos de esta cédula se restarán los ingresos no constitutivos de renta imputables a esta cédula, y los costos y gastos procedentes y debidamente soportados por el contribuyente.
Podrán restarse todas las rentas exentas y las deducciones imputables a esta cédula, siempre que no excedan el diez (10%) del resultado del inciso anterior, que en todo caso no puede exceder mil (1.000) UVT.”

La norma no es clara al determinar el límite de las deducciones, toda vez que en el primer inciso establece que se pueden restar todos los costos y gastos procedentes, pero en el siguiente inciso limita las deducciones al 10% del primer resultado.

De una interpretación literal, las deducciones o gastos y las rentas exentas estarían limitadas al 10%, del resultado de restarle al ingreso, los ingresos no constitutivos de renta, los costos y gastos.

La aplicación de esta normatividad no es clara, toda vez que el límite del 10% impuesto para descontarse los gastos, está calculado teniendo en cuenta los gastos incurridos por el contribuyente, lo que resultaría en una referencia circular.

La DIAN en el concepto 017806, manifestó que en las cedulas no laborales y de capital, tanto los costos, como las deducciones, pueden ser objeto de disminución sin límite alguno, siempre y cuando tengan relación de causalidad con la renta.

Este concepto aclara las dudas generadas por la redacción de la norma, permitiendo descontar la totalidad de los gastos procedentes y debidamente soportados.

Esperamos que lo anterior sea de utilidad y en caso de requerir apoyo por parte de nuestra firma, por favor no duden en contactarnos a los correos electrónicos: acortes@ccgabogados.com; equintero@ccgabogados.com; achamorro@ccgabogados.com  o al teléfono 2102915.

Cordialmente,

Departamento de Derecho Tributario, Aduanero y Cambiario