Boletín Laboral No.15
Correcta aplicación de la prohibición a los trabajadores de presentarse al trabajo en estado de embriaguez o bajo la influencia de narcóticos o drogas enervantes, contenida en el numeral dos (2) del artículo 60 del Código Sustantivo de Trabajo.

Boletín Laboral No.15

Correcta aplicación de la prohibición a los trabajadores de presentarse al trabajo en estado de embriaguez o bajo la influencia de narcóticos o drogas enervantes, contenida en el numeral dos (2) del artículo 60 del Código Sustantivo de Trabajo.

La Corte Constitucional de Colombia, mediante Sentencia de Constitucionalidad número 636 de 2016, declaró la constitucionalidad condicionada del numeral 2 del Artículo 60 del Código Sustantivo de Trabajo, el cual establece la prohibición a los trabajadores de presentarse al trabajo en estado de embriaguez o bajo la influencia de narcóticos o drogas enervantes.

Debido a la demanda de constitucionalidad presentada a la Corte, esta entidad analizó si el legislador desconoció el derecho al trabajo, al prever como una prohibición para el trabajador presentarse en estado de embriaguez o bajo influjo de drogas enervantes o narcóticos, sin tener en cuenta que no todos los casos de embriaguez o el consumo de sustancias controladas tienen un impacto negativo en la labor desempeñada. Así mismo, estudió sí la norma señalada cumple con los criterios establecidos por la Constitución y por la propia Corte, para el ejercicio del poder disciplinario en el marco de las relaciones de trabajo.

Teniendo en cuenta lo anterior, la referida sentencia reitera ciertos conceptos:

1. Poder disciplinario: Indica la Corte, que el poder disciplinario permite a los empleadores exigirles a los trabajadores determinados comportamientos e imponerles sanciones disciplinarias en caso de incumplimiento, esto con el propósito de procurar el adecuado desempeño de sus obligaciones laborales y para cumplir la obligación de garantizar la protección y seguridad en el trabajo, consagrada en el artículo 56 del C.S.T.

2. Límite del poder disciplinario: Recuerda la sentencia que la violación a los derechos fundamentales del trabajador y la aplicación del poder disciplinario por fuera de la relación laboral y con intromisión en su fuero personal e íntimo, se entiende como un exceso a dicho poder,

La Corte Constitucional considera que, en virtud del poder disciplinario del empleador, es posible imponer prohibiciones a sus trabajadores con el fin de que cumplan adecuadamente con la labor para la que fueron contratados y garantizar en el desarrollo del trabajo condiciones de seguridad.

La viabilidad condicionada de la norma a la que hace referencia la Corte, indica que es posible aplicar la prohibición de consumo de sustancias teniendo en cuenta algunos criterios de cada caso particular, es decir, el empleador debe analizar la situación específica para poder aplicar la sanción disciplinaria derivada de esta prohibición.

La Corte Considera que la prohibición es muy amplia, por ende, los empleadores han estado aplicándola para todos los trabajadores y en todos los casos, independientemente del cargo y funciones que ejerza, lo cual, es contrario a derecho. Establece, en consecuencia que el incumplimiento de dicha prohibición solo podrá tener consecuencias disciplinarias, cuando el consumo de alcohol y/o de sustancias controladas afecte de manera directa el desempeño laboral del trabajador.

De la misma forma, indica que no se podrán tomar medidas disciplinarias si el empleador no demuestra la incidencia negativa que el consumo de sustancias psicoactivas (alcohol, narcóticos y drogas enervantes) tiene sobre el cumplimiento de las obligaciones de los trabajadores, siempre en cumplimiento del debido proceso (Derecho de defensa).

Es decir, para que el empleador pueda aplicar la sanción disciplinaria derivada de la prohibición establecida en el numeral 2 del artículo 60 del C.S.T, debe verificar:

1. Que el consumo de sustancias psicoactivas (alcohol, narcóticos, drogas enervantes) afecta de manera directa el desempeño laboral del trabajador.

2. Que el consumo de sustancias psicoactivas (alcohol, narcóticos, drogas enervantes) ponga en peligro al trabajador. (Riesgo de lesiones en el trabajo).

3. Que el consumo de sustancias psicoactivas (alcohol, narcóticos, drogas enervantes) ponga en peligro a terceros en el trabajo.

4. Que el consumo de sustancias psicoactivas (alcohol, narcóticos, drogas enervantes) afecte la seguridad en el trabajo.

En consecuencia, la aplicación de las sanciones disciplinarias en virtud de la prohibición de consumo de sustancias controladas no es ilegal en sí misma, pero debe ser contextualizada para determinar si es consumo incide ciertamente en el normal desarrollo de la relación laboral. Ahora bien, aun cuando se presenten estos supuestos de aplicabilidad de la norma, debe iniciarse el proceso disciplinario y respetar el debido proceso.

Así las cosas, con base en lo expuesto, estamos prestos a brindarles la asesoría que sea necesaria en los procesos disciplinarios y desvinculaciones; de tal forma que se garanticen los criterios de la Corte y se reduzca el riesgo de litigio.

Cordialmente,

UNIDAD DE DERECHO LABORAL, SEGURIDAD SOCIAL Y MIGRACIÓN